Saltar al contenido
Cirugía estética, plástica y reparadora

Riesgo de infección en procedimientos cosméticos: ¿cómo evitarlo?

Todos los procedimientos, sean estéticos o sanitarios, deben seguir unas medidas de seguridad obligatorias con el fin de garantizar la protección y salud tanto de los profesionales como de los pacientes.

La bioseguridad puede definirse como un conjunto de medidas que buscan prevenir, minimizar y eliminar los posibles riesgos relacionados con las actividades médicas y hospitalarias que puedan dañar la salud humana y el medio ambiente. ¡Sigue leyendo y aprende más!

¿Cuál es la importancia de la bioseguridad?

Si bien algunas personas ven la bioseguridad como reglas que dificultan la ejecución del trabajo, son precisamente estas medidas las que garantizan la salud del profesional y de la población en su conjunto. El incumplimiento de las normas básicas de bioseguridad puede provocar la transmisión de enfermedades e incluso epidemias.

La bioseguridad en estética tiene como principal objetivo abordar las acciones de prevención de enfermedades en el lugar de trabajo y, principalmente, en relación con los profesionales sanitarios y sus pacientes.

Higienización de manos

Uno de los principales estándares de bioseguridad en hospitales, clínicas, laboratorios y otros segmentos del área se refiere a la higiene de manos. Las manos deben lavarse antes de manipular al paciente y prepararse para administrar la medicación. Aunque parezca sencillo, esta es una de las acciones que más previene la propagación de enfermedades.

Cuidado necesario

Los profesionales de la salud también deben prestar atención a sus equipos de protección, como batas y delantales, que deben usarse solo en el lugar de trabajo y nunca en áreas públicas o incluso en cafeterías y áreas dentro de la unidad de salud.

El uso inadecuado de este equipo puede provocar el transporte de bacterias resistentes fuera de la unidad de salud, provocando enfermedades en la población.

El guante es uno de los equipos de protección que también merece atención. Deben usarse siempre que sea necesario y, principalmente, desecharse después de cada procedimiento. Es extremadamente importante que después de la remoción, se realice la eliminación correcta para garantizar la seguridad de todos.

Los profesionales de la salud a menudo están en contacto con materiales biológicos y, como resultado, los riesgos de contaminación son altos. Los accidentes con estos profesionales suelen implicar lesiones con agujas u otros materiales cortantes.

Estándares de salud

Según el decreto nº 23.915 de COVISA (Vigilancia Sanitaria Municipal), los profesionales de la belleza deben seguir las siguientes normas sanitarias:

  • Tener paredes y pisos lisos e impermeables para no acumular microorganismos, polvo o restos de secreciones;
  • Contener la basura de pedal con bolsa de plástico para la eliminación de material contaminado, lavabo con jabón líquido y toallas de papel;
  • Camilla de superficie lisa o lavable, forrada con hoja TNT o papel blanco (resistente). Todos desechables y cambiados en el intervalo de cambio de cada cliente;
  • Mesa auxiliar (carro) con superficie lisa y lavable para alojar una bandeja forrada con toallas de papel para los materiales a utilizar;
  • La gorra y las fajas deben ser desechables;
  • Utilice instrumentos estériles o desechables;
  • Limpieza constante de materiales.

¿Qué piensas de este post? ¡Contáctame y aprende más sobre!Respondamos a tus preguntas

Sigueme en Instagram ¡también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *