Saltar al contenido
Cirugía estética, plástica y reparadora

Bichectomía: cirugía para reducir las mejillas

Muchas personas se sienten incómodas con el exceso de mejillas que tienen. Con eso, buscan alternativas para reducir su volumen y mejorar el contorno facial. Una de estas alternativas es la bichectomía.

Debido a los avances médicos, surgieron nuevas cirugías y en medio de ellas, una específica: la Resección o “Corte” de la Bola de Bichat, también conocida como bichectomía.

Este procedimiento tiene como principal objetivo quitar la grasa que hay dentro de las mejillas, también conocido como grasa bichat. En este post se podrá conocer sobre la cirugía para reducir esta región y sus beneficios, échale un vistazo.

¿Qué es la bichectomía?

bichectomía

La cirugía para reducir las mejillas es un procedimiento en el que se extrae el tejido graso que suele estar dentro de las mejillas, y que en grandes cantidades, le da al rostro un aspecto infantil y redondeado, que a algunas personas no les gusta.

El malestar que esta grasa en las mejillas provoca en las mujeres, hace que la búsqueda de esta cirugía haya aumentado.

El principal resultado del procedimiento es proporcionar al paciente un rostro con una apariencia ligeramente más delgada, haciendo que la persona se sienta mejor en su propio cuerpo. El procedimiento está indicado, principalmente, para personas que no están satisfechas con la apariencia de su rostro y quieren eliminar las bolsas de grasa de una vez.

No cabe duda que la cirugía para reducir las mejillas, hace que el rostro se adelgace, sin embargo, la grasa del lugar no se elimina por completo, por lo que existe la posibilidad de que al ganar demasiado, las mejillas aumenten.

Por esta razón, es bueno mantener su salud y dieta reguladas para mantener la apariencia delgada y larga deseada con la cirugía.

¿Cómo se realiza el procedimiento de reducción de mejillas?

En el período preoperatorio, se pueden realizar algunas pruebas para conocer el estado de salud física del paciente. La bichectomía es una cirugía relativamente sencilla, pero se deben tomar una serie de precauciones y precauciones.

También es necesario certificar que el procedimiento es realizado por un cirujano plástico miembro de la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica.

La cirugía suele ser rápida, alrededor de 40 minutos y con anestesia local o local con sedación.

La grasa, también conocida como bola de Bichat, se encuentra dentro de la mejilla, después del músculo buccinador, y se hace la incisión, de aproximadamente 1 cm, dentro de la boca, y luego de atravesar el músculo se retira y corta la grasa de las mejillas .

Seguido de sequedad, se realiza una cauterización con un bisturí eléctrico para evitar el sangrado. Además, en relación a los puntos se absorben, es decir, no es necesario quitarlos, ya que caerán solos.

Después del procedimiento, el postoperatorio no suele ser muy doloroso.

Es necesario evitar esfuerzos, alimentos y baños calientes durante los 7 días posteriores a la realización de la cirugía. Se deben evitar las actividades físicas durante 14 días.

En cuanto a las cicatrices, son mínimas, y al ser una cirugía dentro de la boca, apenas se notan.

Riesgos de la bichectomía

Como toda cirugía, la Bichectomía también tiene sus riesgos, entre las posibles complicaciones cabe mencionar que el rostro es un sitio sensible, con varios nervios y arterias, por lo que el procedimiento puede provocar cambios que no revierten, como parálisis de los labios e infecciones. .

Por ello, es necesario realizar el procedimiento con un cirujano profesional que conozca la región maxilar facial, para evitar complicaciones.

Recuperación postoperatoria y bichectomía

bichectomía-2

Este es un procedimiento rápido y simple, pero aún así, necesita muchos cuidados posoperatorios para una recuperación excelente y rápida. Son ellos:

  • Trate de no tomar el sol dentro de los 7 días posteriores a la cirugía;
  • Es posible que su médico pueda recetarle medicamentos para tratar el dolor, así que tómelo con cuidado durante los días recomendados;
  • Aplique una bolsa de hielo en el lugar para tratar la hinchazón y prevenir otras nuevas;
  • Evite comer alimentos duros, crujientes, picantes y cítricos durante al menos 48 horas después de la cirugía;
  • Dé preferencia a los alimentos y bebidas congelados.

La cirugía plástica, en general, suele contribuir a aumentar la autoestima, especialmente en las mujeres, que muchas veces no están satisfechas con el cuerpo actual, o en el caso de la bichectomía, con el rostro. Y, por supuesto, el objetivo principal de las cirugías es que la paciente se sienta bien consigo misma.

.

¿Estás preparado para esta cirugía? ¿Se identificó con los propósitos presentados? ¡No olvides dejar tu comentario o sugerencia y compartir en tus redes sociales! Para obtener más información sobre cirugía plástica y belleza, ¡mira mi Instagram!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *